18 de agosto de 2019

150ª noche - Palabras de un general

Rosety Fernández de Castro, Agustín


Ficha personal:
Nacido el 26 de marzo de 1947 .
Diputado de la XIII legislatura.
Casado, dos hijos y cinco nietos
General de Brigada, Cuerpo de Infantería de Marina (retirado)
Diplomado de Estado Mayor, Diplomado de Operaciones Especiales, especialista en Artillería, cazador paracaidista.
Licenciado en Derecho y Magister en Historia Contemporánea.
Comandante de Tropas, ha mandado entre otras la Unidad de Operaciones Especiales, Jefe de EM Brigada 12º Jefe.
Ha sido consejero técnico en el MD. Jefe de Gabinete de la Dig. Política de Defensa, SDG de tropa y marinería y 2º COMGESM.
Académico de número de la Real Academia Hispanoamericana


Una reflexión sobre el Open Arms y el resto de barcos de ONGs que realizan acciones de salvamento en la mar.
La protección de la vida humana en el mar está garantizada por los convenios internacionales.
El más importante de ellos es el Convenio internacional para la seguridad de la vida humana en el mar (SOLAS)
En él se establece la obligación que el capitán de cualquier buque tiene de rescatar a personas en peligro, modificando la ruta de su embarcación.
Por lo tanto existe una obligación no sólo moral, sino también legal, de rescatar a las personas que están en peligro en el mar
Además, el convenio de protección de los refugiados exige que, en caso de refugiados o solicitantes de asilo, las personas recogidas sean puestas a salvo en un puerto seguro, dond
e no vayan a ser perseguidas
Hasta ahí , todo en orden. ¿Por que surge entonces todo este problema de los barcos de las ONG? Pues porque los buques de las ONGs no son barcos que se encuentran navegando y, por azar, encuentran a unos náufragos. Las ONGs de salvamento marítimo tienen como actividad el rescate de refugiados, para lo cual patrullan las costas de Libia a la espera de que aparezcan embarcaciones con personas a las que rescatar
Esta forma de proceder genera perniciosos incentivos para las mafias que trafican con personas, ya que saben que no tienen que esforzarse con llegar a Europa.
Simplemente tienen que poner a las persona en un bote y ponerlas fuera Del Mar territorial de Libia y avisar a la ONG
Las ONG se convierten, de esta forma, en un servicio regular de transporte de personas que actúan de forma concertada con la mafia. Si esa concertación es explícita, no lo podemos asegurar, pero implícita si que lo es.
¿Por qué hay una concertación? Porque las ONGs, lejos de ser entidades sin ánimo de lucro, son organizaciones con trabajadores y directivos que viven de su actividad
El “negocio” de Open Arms es transportar inmigrantes. Gracias a ello consiguen subvenciones y donaciones privadas
Si estas organizaciones fueran ONG de Salvamento marítimo devolverían a los refugiados a un puerto seguro cercano al lugar de rescate. Pero curiosamente, el destino siempre es Europa. Porque si no llevasen a las personas a Europa, esos inmigrantes no pagarían a la mafia
El problema, pues, viene de una confluencia de intereses privados (mafias y ONGs) que, como toda organización, trabajan por su propia supervivencia y retuercen la legislación internacional para realizar una actividad de inmigración ilegal en Europa.
Esto no hace otra cosa que generar un permanente efecto llamada que fomenta el tráfico de personas y el negocio de las mafias.
¿Cuál es la solución a este problema?
La única solución posible es prohibir a las ONGs que realicen operaciones de salvamento marítimo.
El salvamento marítimo como actividad organizada debe ser competencia de los estados europeos por medio de sus respectivas armadas
Las ONGs son entidades privadas que obedecen a los intereses de sus promotores.
La defensa del interés general debe estar en manos de los Estados, cuyo poder está sometido a las reglas de la democracia y cuyos gestores han de rendir cuentas a sus electores.
En esta época que vivimos en la que el buenísimo predomina , las ONGs son glorificadas como héroes.
Pero, salvo excepciones, las ONGs miran, ante todo, por sus propios intereses y hacen uso de mucho dinero, en muchas ocasiones de procedencia pública, con muy poco o nulo control.
Que no os engañen. Lo de Open Arms es un lucrativo negocio y un medio de vida para mucha gente
Si los estados no reclaman el monopolio de la protección organizada de la vida en la mar, seguiremos viendo cómo florece el próspero negocio del tráfico de seres humanos

6 de agosto de 2019

149ª noche - Eduardo Krüger: Primer Premio del Concurso Bioy Casares 2012



Eduardo Krüger se define como «un viejo escritor novel. O algo así».  Y puede que tenga algo de razón en ello, porque escribe desde 2005, ya catorce años atrás, pero mantiene la mirada limpia y curiosa de quien se acerca a algo, o a alguien, por primera vez.  Lo conocemos desde sus comienzos como escritor, a través de los foros literarios de Internet. Al leerle, percibimos enseguida que Eduardo no es un aficionado más, con un poco de tiempo libre. Que tiene un don que en general es muy escaso: el talento.  Por eso, no fue ninguna sorpresa que en 2012 ganara el Primer Premio del «Concurso Nacional de Cuento y Poesía Adolfo Bioy Casares», de su Argentina natal. Una colección de relatos que, según sus propias palabras «… es una mezcla de varios cuentos que amo con otros que aprecio menos. Todos salieron de mí, en todos hay algo mío. Si los ordenara cronológicamente, los más jóvenes son los que amo casi incondicionalmente. Puse en ellos mucho más que algo mío. Descreo de lo épico, pero en el fondo escribo sobre eso. Mis héroes lo son porque luchan y sobreviven cotidianamente y como pueden a los que les toca enfrentar, aun intuyendo que lo único seguro en sus vidas es la muerte».

Por deseo del autor, compartimos su libro en PDF de modo gratuito. Esperamos que les agrade tanto como nos ha gustado a nosotros. Con ustedes, Eduardo Krüger.


Pulsa sobre la portada para descargar el PDF

e-Mail del autor:


Estas son algunas de las críticas que el libro recibió, presentado bajo el seudónimo M.J.Lucas: