23 de agosto de 2016

118ª noche - El virus de la duda

Mi marido estaba raro. Yo suponía que era por la operación del pequeño, tras el accidente del autocar. El niño está bastante magullado, aunque nos aseguran que fuera de peligro. Pidieron que algún familiar donara sangre y se ofreció él.

Esta tarde, mientras yo estaba con Luisito en la clínica, entró mi marido, cabizbajo, arrastrando los pies. Se sentó, mudo y sin mirarme, y me alargó un sobre. El corazón me ha dado un vuelco, estaba segura de que eran malas noticias. Lo he abierto rápidamente. Dentro había una hoja de papel, unos análisis. No de Luisito; eran de él. Al leerlos, me he quedado de piedra. "Tienes que hacértelos tú también", me ha dicho con un hilo de voz, aún mirando al suelo. "No lo comprendo", añadió. Después, salió con el mismo desánimo.

Leo una y otra vez esas dos líneas que lo cambian todo. Y me pregunto cuántas cosas podría estar haciendo mi marido de las que yo no tenga idea. Y también si aquel hombre que conocí en Bilbao estaba tan sano como parecía. Dejaré que cargue él con el peso de la culpa. Y yo, con el de la duda y el silencio.


© Fernando Hidalgo Cutillas - Barcelona 2016

2 comentarios:

Juan Pan dijo...

¡Qué bien describes la situación, Frenando! Si yo hubiera recibido tus consejos y correcciones, mis tres libros serían best sellers.
En cuanto al tema que abordas en este cuento es muy importante y atemporal, creo que nunca se aniquilará ese virus. El caso es que un matrimonio amigo parisino fue víctima de él y ambos fallecieron hace unos diez años. Pasó tal como lo cuentas: el marido fue quien lo contrajo primero, y tras unos meses de duda y terror se manifestó en ella.
Un placer leerte, Fernando.
Un fuerte abrazo

Pepa dijo...

Bravo, Fer. Lo leí co curiosidad creciente y no me defraudó. Lo que más me gustó fue esa forma aparentemente sencilla con la que das vuelta al asunto. El "machismo" al servicio de la mujer. La idea preconcebida de que los nombres son siempre culpables y con la que cargan sin rechistar. Qué buen cuento.